BellezaEstilo de Vida

Cómo lucir una piel radiante

Antes que nada lo principal es tomar suficiente agua, lo cual es ideal para hidratar la piel y además beneficia la salud y evita otros problemas digestivos. Existen 3 pasos básicos y necesarios para el cuidado de la piel diariamente: LIMPIEZA, TONIFICACION, HUMECTACION y TRATAMIENTO.

El secreto de una piel radiante está en la rutina diaria. Para esto debemos iniciar identificando qué tipo de piel tenemos para así utilizar los productos que vayan acorde al tipo de piel, ya sea normal, grasa, seca o mixta. Debes identificar qué tipo de piel tienes con las siguientes características:

Piel normal: tiende a verse sana sin impurezas y la textura no se ve ni seca ni grasa.

Piel grasa: este tipo de piel suele verse brillante en la zona T que es frente, nariz y barbilla. Este tipo de piel da la impresión de estar sucia y se caracteriza por tener puntos negros.

Piel seca: este tipo de piel tiende a verse rígida, opaca y vieja. Se caracteriza por verse pelada o escamada.

Piel mixta: esta piel es una mezcla entre la grasa y la seca. La parte que se mantiene grasa es la zona y la parte seca regularmente es la de las mejillas y la garganta.

PIELRADIANTE

Paso 1:

Empecemos con el paso de la LIMPIEZA: Para retirar maquillaje o simplemente limpiar el rostro debemos utilizar un algodón humedecido con el removedor de maquillaje que vaya con tu piel y para pieles más grasas es recomendable usar un limpiador espuma, el cual debe aplicarse directamente con las manos humedecidas y masajeando suavemente de manera circular con los dedos mayor y anular, en dirección hacia abajo y luego hacia arriba.

Paso 2:

El segundo paso es la aplicación de TONIFICANTES los cuales hacen la función de balancear el PH de la piel, apretar los poros faciales y reanimar la piel. Este debe aplicarse con algodón, luego, dando toques suaves desde la garganta hacia arriba, evitando el área de los ojos.

Paso 3:

Terminamos con el tercer paso el cual inicia con la aplicación de humectantes o algún tratamiento específico para tu piel. Luego de que apliques el humectante y lo esparzas en todo tu rostro debes masajear con distintos movimientos: alrededor de la mejillas, frotando hacia arriba en la frente y hacia abajo en la garganta, debajo de los ojos hacia afuera y en ambos laterales de la nariz hacia las mejillas (hacia afuera), es preferible masajear de adentro hacia afuera para no arrugar la piel. Los humectantes ayudan a hidratar la piel, a restaurarla, mantenerla suave y prevenir arrugas. Se recomienda que se usa todas las noches luego de cumplir con los 2 pasos anteriores.

Si logras el hábito de hacer esta rutina de limpieza diariamente lucirás una piel radiante día a día y a la vez cuidarás tu piel de una forma correcta.

You may also like

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

More in Belleza