FeaturedMarketingNegociosPortada

Estrategias de e-mail marketing para tu nueva empresa

Una de las estrategias fundamentales de toda empresa que se precie en marketing viene siendo vía e-mail. Se ha de incidir especialmente en ella sobre todo si tu compañía es de reciente incorporación al mercado profesional. Además, cuenta con la ventaja de que dicha actividad ha ido mejorando con el paso de los años haciéndose cada vez más eficaz. He aquí algunos consejos esenciales al respecto.

1. Manda mensajes personalizados. De este modo te dirigirás a cada cliente en función de aquel producto que necesite en específico de tu empresa. Vale más acertar en el contenido que optar por una presentación llamativa.

2. Internet también está en el móvil. Aunque parezca una perogrullada, es esencial tener este aspecto en cuenta para realizar presentaciones más acordes con los nuevos dispositivos.

3. Combina el correo con las redes sociales. Facebook o Twitter pueden trabajarse a fondo del mismo modo que el correo electrónico. Además, cada entorno requiere unas acciones y modos concretos.

4. No olvides que un mensaje va directo a la bandeja de entrada. Esto significa que siempre vas a localizar a tus clientes. Por ello esta técnica también recibe el nombre de atracción.

5. Trata de tú al cliente. Aprovecha esa cercanía que ofrece el correo electrónico para intentar trabar una conversación amable con un desconocido o afianzar una relación con un amigo ya antiguo.

6. Pon la cara a tu usuario soñado. Realiza una labor previa de investigación e imagínate cómo sería tu cliente perfecto. Cuando lo encuentres, búscalo y dirígete a él de manera directa.

7. El contenido es igual de importante que el continente. Basándote en preguntas recurrentes de los clientes, muéstrales desde el primer momento que tienes ya esas soluciones pensadas para ellos.

Hasta aquí, hemos enumerado cosas que has de hacer. Ahora nos centraremos en aquellas que no deberíamos llevar a cabo bajo ningún concepto:

1. No utilices correos electrónicos sin permiso. No se consigue nada dirigiéndote a un usuario que no ha solicitado información y que recibe mensajes solo por aparecer en una lista pública de direcciones de e-mails.

2. Evita los correos de contenido poco relevante. No temas en realizar encuestas con el fin de conocer los intereses del usuario de forma voluntaria.

3. Cuida todos tus mensajes desde el primero hasta el último. La calidad de la comunicación se ha de mantener con el paso del tiempo siempre respetando las buenas normas.

You may also like

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

More in Featured