Estilo de VidaFeaturedPortadaSexualidad

Mitos sexuales descartados a la luz de la ciencia

Muchos son los mitos, recomendaciones o historias que corren de boca en boca relacionados con el sexo. Historias que se han contado durante toda la vida y parece ser que son una realidad. Sin embargo, en numerosas ocasiones, estas creencias son simples bulos o anécdotas que, a fuerza de tanto repetirse, han hecho mella en el subconsciente de las personas creyendo que son verdaderas, pero realmente no lo son, tal y como ha quedado probado por la ciencia.

Mitos relacionados con la sexualidad y el embarazo

En este campo, las mujeres han transmitido informaciones que, en muchos casos, son solamente creencias o supersticiones, como el hecho de que tener relaciones sexuales de pie aumenta la posibilidad de quedar embarazada o que según la postura que se adopte se puede concebir más fácilmente una hembra o un varón, teoría totalmente incierta, pues el sexo del futuro niño tan solo dependerá del cromosoma XX el que haga que sea niña o el XY el que dé lugar a un niño.

Mitos relacionados con la masturbación

Este ha sido un campo tabú a lo largo de los siglos, se ha llegado incluso a afirmar que provocaba ceguera o que podría causar disfunción eréctil, así como que es una práctica que no realizaba nada más que el sexo masculino. Pues bien, a ojos de la ciencia, lo cierto es que masturbarse es una práctica habitual en ambos sexos a lo largo de la vida de una persona y que nada tiene que ver con efectos secundarios indeseados.

Mitos relacionados con el género

Tanto en el hombre como en la mujer aparecen una serie de mitos relacionados con su género que no han contribuido más que a acrecentar miedos e inseguridades. En el caso del varón, el tan elogiado tamaño de su órgano sexual se piensa que está proporcionalmente relacionado con el placer que pueda transmitir a su pareja, cuando en realidad, lo que hará una relación satisfactoria para la mujer es la complicidad, los preámbulos, caricias, etc.. que poco tienen que ver con el tamaño del miembro sexual de su amante. Por otra parte, la mujer ha tenido que sufrir también mitos relacionados con la virginidad, como que podría perderla practicando cierto tipo de deportes. El tema del doble orgasmo femenino, uno vaginal y otro en el clítoris también está muy extendido entre algunos sectores de la población, sin embargo, se ha probado que el orgasmo femenino se produce en el clítoris.

You may also like

1 Comment

  1. La masturbación no es tan “saludable” como profesan ciertos terapetutas. Ni que decir de las personas que se tornan adictos a esa práctica y el desperdicio de lo que es un recurso Divino para ser sublimado en verdadero Amor. Incluso está comprobado y demostrado que la masturbación produce pápulas perladas en el pene, una deformación genital que hasta la fecha, solo es corregible con cirugías estéticas.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *