Estilo de VidaFeaturedPortadaSexualidad

Posiciones y ritmos que te harán perder peso en la cama

El sexo es genial, maravilloso, placentero… en definitiva, el sexo es una de las forma más relevantes de conocer a tu pareja. Pero, además de la agradable sensación obtenida de conseguir placer propio y dar placer a tu compañero, también es un gran ejercicio de tipo cardiovascular que te permitirá tonificar los músculos e, incluso, bajar de peso. Por tanto, si quieres perder eso kilos de más que te estorban o, simplemente, mejorar tu forma física, que mejor manera de conseguirlo que mediante la búsqueda de un orgasmo. A continuación hemos recopilado una colección de las posturas con las que conseguirás perder un mayor número de calorías y, además, probar cosas diferentes en la cama.

Posturas más recomendables para ellas

La primera postura de la que vamos a hablar es la del ‘Sometido’. En esta postura es la mujer la que debe realizar la mayor parte del esfuerzo al tener que situarse sobre la pelvis del hombre, ya sea frente a él o de espaldas. En esta posición, la chica deberá concentrar toda su energía en realizar el movimiento valiéndose de sus piernas y caderas, consiguiendo ejercitar los músculos de estas zonas. Además, permite controlar el ritmo de forma muy fácil y es muy placentero para ambos.

La ‘Amazona’ es otra de las posturas especialmente pensada para ellas. En esta posición el chico se coloca debajo y trata de unir las rodillas al pecho mientras que la chica se coloca encima y realiza el movimiento como si se tratase de pequeñas flexiones. Por si fuera poco, de esta forma, además de mejorar el tono y la forma muscular de las piernas y quemar muchas calorías, se consigue mejorar aptitudes tales como la resistencia y el equilibrio.

Posturas más recomendables para él

Sin duda alguna, la más exigente de todas las que se pueden encontrar es el ‘Abrazo’. El chico se coloca de pie y, haciendo uso de la fuerza de sus brazos, sujeta a la chica, la cual, a su vez, tiene que tratar de enrollar sus piernas sobre las caderas de su pareja. Por tanto, ellas también tienen la oportunidad de ejercitarse en esta posición, si bien es cierto que no tanto como el hombre.

La última postura de la que vamos a hablar es la del ‘Arco’. Para realizarla con éxito se requiere una gran dosis de flexibilidad, resistencia y fuerza por parte del chico, sobre todo en los brazos. La chica ha de tumbarse boca arriba mientras él, con las rodillas apoyadas en la superficie, la levanta ligeramente por las caderas para acercarla a su pubis. Esta posición tiene otra gran ventaja: es sumamente placentera para ambos ya que el hombre puede controlar perfectamente el ritmo y el clítoris de la mujer estará permanentemente en contacto.

You may also like

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *