FeaturedLocalNoticiasPortada

El rechazo a la homosexualidad los llevó a…

Como muchos saben, aquí en República Dominicana, el tema de la “aceptación de la comunidad LGBT” (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales) está un tanto en pañales, por así decirlo. Pues la realidad es que esta comunidad -en RD- es bastante atacada y sobre todo marginada. La homosexualidad aún es un tema que sigue guardado en la gaveta de los “tabúes”, la cual pocos se atreven a tocarla o quizás a hablar abiertamente acerca de ello.

Sin embargo, lo que se ha desatado a partir de la creación de la Cámara de Comercio LGBT, y la visita del actual Embajador de Estados Unidos en el país, James W. Brewster -y su pareja- a un plantel educativo en Santiago se ha convertido en el gran destape de la gaveta que les menciono más arriba. La gran ola de comentarios en redes sociales, la solicitud de recolección de firmas para que dicho diplomático sea destituido en el país -por promover una una agenda LGBT-, y los comentarios del periodista Julio Hazim son los trending topics que acompañan esta gran campaña contra dicho embajador.

(a partir del min. 27)

El poder de la voz de un pueblo

Se espera recolectar 100,000 firmas para que Estados Unidos pueda considerar dicha petición. Hasta el momento se han recolectado más de 22,999 mil firmas.

El rechazo a la homosexualidad en RD

Link de la web

Sin ánimos de seguir detallando las acciones más influyentes relacionadas a esta “nueva” situación -y que de seguro mucho de ustedes también han leído en medios locales y redes sociales- sino más bien hacer una pausa a fin de llamar a la reflexión del dominicano como ente poderoso ante ciertos y específicos temas. Pues me sorprende ver cómo todo esto se ha convertido en un gran movimiento tanto por parte de los defensores de los “valores del pueblo dominicano” -quienes rechazan la promoción de una agenda  en pro a la homosexualidad  como por parte de los defensores de la comunidad LGBT ¡Wow, cuánto poder tiene este pueblo! Realmente he quedado sorprendida.

Como me gustaría volver a ver este mismo ímpetu en un pueblo dominicano que se levanta ante varias problemáticas, no sólo de proyección de valores, sino también enfocado en otros temas que nos conciernen como núcleos familiares y como nación. Ejemplo: seguridad ciudadana, violencia intrafamiliar, embarazo en adolescentes, corrupción, etc.

Esto no es más que un ejemplo de que un pueblo puede cambiar las cosas, de que puede llegar más lejos con tan sólo ejecutar acciones, ser persistente y propagar y mantener su opinión (lástima que esto se convirtió en una guerrilla social a causa de grandes diferencias culturales y religiosas).

Rechazar la homosexualidad no es…

Ahora bien, hay que aclarar algo, rechazar la homosexualidad no es sinónimo de atropellar a otra persona, pues como bien lo expresa la célebre frase “El respeto al derecho ajeno es la paz”, debemos medir nuestras palabras y predicar con el ejemplo, a fin de conseguir que la defensa pasiva sea la más efectiva, apartada de comentarios ofensivos, amarillistas y violentos. Así que mi recomendación es extender esta misma energía a otros temas que NO son menos importantes. Salgamos de ese estilo de “Trending Hashtag”, en el que nos desinteresamos rapidísimo de un tema para velozmente introducirnos en otro “más actual” y seguir las tendencias del momento, no, demos calor a eso que queremos mejorar y marquemos de verdadera la diferencia.

You may also like

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

More in Featured