BeFitFeaturedPortada

Un vientre plano de forma fácil

Conseguir un vientre plano es una de los grandes deseos que comparten hoy en día muchas personas y especialmente muchas mujeres. Conseguirlo puede parecer complicado, pero nada más lejos de la realidad: todo cuanto necesitas es saber qué alimentos son los que favorecen o perjudican la figura del mítico vientre plano, así como qué tipo de ejercicios y qué forma de vida sana has de seguir para complementar el trabajo hecho con la dieta. Ambas cosas por separado no funcionan; la clave, por tanto, está siempre en el equilibrio.

Alimentos que debes evitar

Algunos alimentos son especialmente malos para nuestro cuerpo si lo que buscamos es fortalecer el abdomen. La primera categoría que debes evitar a toda costa es la de los fritos y rebozados: patatas, croquetas o huevos pasados por una gran cantidad de aceite en la sartén no harán más que ir a formar parte de la grasa de tu cuerpo.
Otra categoría que debes esquivar es la de la bollería industrial, ya que está siempre cargada de grasas saturadas y azúcares añadidos. Lo mismo sucede por ejemplo con las golosinas, que normalmente no son más que azúcar puro.

Igualmente intenta no abusar de embutidos grasos tales como el chorizo: sólo te aportan grasas saturadas y colesterol. Reduce todo cuanto puedas el uso de salsas como la Mayonesa o el Ketchup, así como de los famosos refrescos con gas. Finalmente, debes saber que otro enemigo para obtener un vientre plano son los dulces y postres: helados, galletas o natillas, entre muchos otros, le hacen un flaco favor a tu cuerpo.

Alimentos recomendados

Por otra parte también hay muchos alimentos que no sólo se aconsejan tomar para mejorar el aspecto de tu abdomen, sino que además son beneficiosos y te ayudan a depurar el organismo. A esta categoría pertenecen una gran variedad de frutas y verduras como la papaya, que incluye una gran cantidad de fibra; los espárragos, que actúan como antiinlflamatorios y te ayudan a eliminar el exceso de agua de tu cuerpo; o los aguacates, que actúan tanto como reguladores de la retención de líquidos como proveedores de grandes cantidades de sodio y potasio

En esta categoría también puedes encontrar especias y condimentos que te serán de gran ayuda, como por ejemplo el jengibre. Su enzima, presente en pocos alimentos, ayuda a asimilar mejor las proteínas de nuestro cuerpo y a hacer más fluída la digestión.

La práctica deportiva

Por último debes tener presente que una dieta saludable sin algo de práctica deportiva no te llevará a ninguna parte. Prepárate una tabla de ejercicios diaria que incluya sobretodo ejercicios abdominales y trata de combinarlos con actividades aeróbicas: correr un par de horas a la semana, hacer spinning o apuntarte a aerobic son unas opciones divertidas a la vez que eficaces.

You may also like

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

More in BeFit